¿Cómo elegir una caldera?

¿Cómo elegir una caldera?

A la hora de elegir la caldera más adecuda para nuestra vivienda, oficina,… son varios los factores que deben tenerse en cuenta para que la elección sea la más adecuada a nuestras necesidades.

En primer lugar debemos de acotar precisamente el tipo de equipo que necesitamos y luego elegir dentro del amplio abanico de marcas y fabricantes el que nos proporcione mayor confianza. Vamos a ver a continuación algunas preguntas que debemos responder para saber qué caldera debemos comprar:

    • 1. ¿Qué tipo de combustible tengo para la caldera?

      Esta pregunta puede parecer una obviedad pero es importante saber cuál va a ser el combustible que alimente tu caldera en función del suministro que tengas en tu vivienda. Los más frecuentes son el gas (natural o propano), el gasóleo y la biomasa, si bien los dos últimos suelen utilizarse únicamente en viviendas que están en zonas donde no llega el gas.

    • 2. ¿Qué uso voy a hacer de la caldera?

      Solamente existen dos usos posibles de una caldera: para la producción de agua caliente y calefacción o solamente para calefacción. En el segundo caso, lógicamente deberá disponerse de otro sistema que sea el que se encargue de la producción de agua (termo eléctrico, calentador de gas,…). El uso mixto (calefacción y agua) es el más frecuente pero en ocasiones, y sobre todo en viviendas de grandes dimensiones o en instalaciones centralizadas, se separan los dos sistemas. En caso de uso mixto, existen calderas de producción instantanea del agua caliente y para grandes consumos existen calderas con un acumulador de agua o con la posibilidad de incorporar un acumulador externo.

    • 3. ¿Qué potencia necesito?

      Existen tres rangos de potencia más o menos estandarizados que cubren las necesidades de la mayoría de intalaciones existentes: 24-25 kW, 28-30 kW y 32-35 kW. Normalmente el uso de calefacción, salvo en viviendas de gran tamaño, es cubierto por cualquiera de los tres grupos, siendo el consumo de agua caliente lo que determinará el rango de potencia a elegir. Aunque cada fabricante tiene sus métodos de cálculo, como formula general podríamos orientarnos diciendo que para viviendas de un baño es suficiente el primer rango de potencia de calderas, para viviendas de dos baños necesitaríamos ya ir al segundo tramo y en ocasiones al tercero. Es importante aclarar que lo importante aquí es el número de baños que se usan simultáneamente. Es decir, imaginemos una casa con tres baños donde vive una familia compuesta por una pareja y su hijo. Si resulta que cada uno se ducha a una hora diferente, aunque la vivienda tenga tres baños, realmente sa efectos de potencia sólo consumen como un baño, por lo que podría ser suficiente una caldera de 24-25 kW, con lo que ahorrarán tanto en la compra como en la instalación y posterior consumo.

    • 4. ¿Qué calderas ofrecen mayor rendimiento?

      Actualmente las calderas de mayor rendimiento del mercado son las calderas de condensación, que aprovechan la temperatura de los humos de combustión para mejorar el rendimiento de la caldera, lo que implica un ahorro en el consumo mes a mes que según algunos fabricantes puede llegar hasta el 30% en determinadas condiciones. La normativa vigente evoluciona y en breve sólo podrán instalarse este tipo de calderas. Es importante disponer de un desagüe cerca de donde vaya a instalarse la caldera.

Ahora ya tenemos acotado el tipo de caldera que necesitamos, sólo nos falta elegir el modelo concreto que vamos a comprar. Estos son unos consejos a tener en cuenta:

      • 1. Tamaño de la caldera: cada caldera tiene un tamaño diferente y por lo tanto es importante que te asegures de que la elegida quepa perfectamente en el espacio que tienes disponible para la instalación. Recuerda que debes tener en cuenta también los tubos para la correcta evacuación de los humos.
      • 2. Evacuación de humos: la normativa actual exige que las calderas evacuen los humos de la combustión directamente por la fachada de la vivienda. Por tanto, si en su vivienda tiene, por ejemplo, una chimenea comunitaria habrá que cambiar la evacuación y cerrar el acceso a dicha chimenea. Suele ser recomendable una visita previa del instalador a la vivienda para asegurarse de que no habrá ningún problema.
      • 3. Garantías de la caldera: de manera estandar las calderas tienen dos años de garantías de los cuales sólo los primeros 6 meses son de garantía total (piezas + mano de obra) y a partir de ahí hasta los 24 meses la garantía sólo cubre las piezas. En ocasiones, algunos fabricantes ofertan determinados modelos con algún tipo de extensión de garantía.
      • 4. Servicio Técnico: otro factor muy importante a tener en cuenta es la disponibilidad de un servcio técnico de la marca elegida cerca de su vivienda. En los núcleos urbanos no suele haber ningún problema pero, en ocasiones, en zonas rurales puede existir algún conflicto sobre todo si el desplazamiento se produce desde lejos (es un coste adicional que tendrá que soportar).

Ahora que ya tienes las claves para elegir la caldera que necesitas, sólo te falta visitar nuestra tienda online donde encontrarás todo lo que necesitas, incluido un servicio de asesoramiento por si te surje alguna duda (escríbenos y en menos de 24h tendrás nuestra respuesta a tu pregunta).

Publicado en 20/10/2015 by Masquecalderas.com Home, Calderas 0 1059

Artículos relacionados

Escriba un comentarioEscriba una respuesta

Debe estar identificado para publicar un comentario.

Archivos

Categorías

Últimos comentarios

Sin comentarios

Búsqueda

Menu

Comparar 0