¿Cómo elegir un calentador de agua?

¿Cómo elegir un calentador de agua?

Existen diversos tipos de calentadores de agua en el mercado que satisfacen diferentes necesidades, y por eso queremos proporcionarte las pautas necesarias para elegir el que mejor se adapta a lo que tu realmente necesitas:

  • 1. ¿Calentador de agua a gas o termo eléctrico?

    Los calentadores de gas son instantáneos, es decir, producen el agua caliente cuando se necesita (al abrir el grifo por ejemplo) mientras que los calentadores eléctricos, comunmente llamados termos eléctricos, calientan el agua de un depósito mediante una resistencia eléctrica. A priori, el calentador a gas es más eficiente ya que sólo consume energía cuando la necesitas mientras que el termo eléctrico calienta el agua del depósito tanto si la utilizas como si no (salvo que esté apagodo pero en ese caso tiene una buena espera por delante cuando lo enciendas y quiers disponer de agua caliente). Por el contrario, el calentador de gas es más caro y su instalación también.

  • 2. A tener en cuenta para un calentador a gas:

    a. Lo más importante a la hora de elegir un calentador de gas es dimensionar bien la potencia que se necesita, que en este caso viene dada por la cantidad de litros por minuto de agua caliente que es capaz de generar. Para viviendas con un solo baño, o en las que se usa un solo baño simultaneamente aunque tenga más físicamente, es suficiente con un calentador de 11 o 12 litros/minuto. En casos donde se usen dos duchas a la vez, deberíamos optar ya por uno de 15 litros/minuto.

    b. En muchos sitios de España todavía se permite instalar calentadores atmosféricos (que toman el oxigeno necesario de la combustión de la misma estancia donde está instalado el aparato) con el riesgo que eso supone. En la Comunidad de Madrid, sin embargo, estos calentadores ya están prohibidos y sólo se permite instalar calentadores estancos, mucho más seguros. Nuestra recomendación, sin duda, calentador estanco. En nuestra tienda online no encontrarás calentadores atmosféricos, no porque no podamos vederlos sino porque no nos parecen seguros.

  • 3. A tener en cuenta para un termo eléctrico:

    a. Al igual que antes, es importante dimensionar bien el tamaño en litros de nuestro termo eléctrico si queremos evitar situaciones de "conflicto" en casa, ya que no es justo que el último en ducharse tenga que hacerlo con agua fría, ¿no te parece?. Si vives sólo normalmente con un termo de 50 litros será suficiente, 80 litros si sois dos personas, 100 litros para tres, 150 litros para cuatro,…

    b. Es importante también prestar atención al tipo de resistencia. Los más vendidos suelen ser por resistencia directa, es decir, que hay contacto directo entre la resistencia y el agua, o de resitencia envainada donde el contacto no es directo al existir una especie de cápsula que protege la resistencia. Ésta útima es recomendable en zonas o viviendas donde el agua es demasiado dura de forma que se evitan problemas por la cal.

Publicado en 28/10/2015 Home, Calentadores de agua 0 877

Artículos relacionados

¿Cómo elegir una caldera?

A la hora de elegir la caldera más adecuda para nuestra vivienda, oficina,… son varios los factores que deben tenerse...

Escriba un comentarioEscriba una respuesta

Debe estar identificado para publicar un comentario.

Archivos

Categorías

Últimos comentarios

Sin comentarios

Búsqueda

Menu

Comparar 0